top of page
  • Writer's pictureDiana Milena Lopez Avila

Un día en Chicago: Comida polaca, the Art Institute y buenas tiendas de discos



 

Yo no conocía Chicago y un día encontramos tiquetes muy baratos, así que decidimos armar viaje un fin de semana. Estuvimos realmente solo un día complete en Chicago, ya que llegamos el sábado temprano en la mañana y nos regresamos al domingo muy temprano, pero fue suficiente para tener una primera impresión de la ciudad. La verdad me gustó mucho. Al llegar, tomamos el metro hacia Wicker park, dado que nuestra primera parada, para almorzar muy temprano (11am), era Podhalanka, un restaurante polaco que Omar ya conocía y que decía que teníamos que probar. Chicago alberga a una comunidad muy grande de polacos-americanos. De camino al restaurante, encontramos un café que nos encantó, se llama de Wormhole Coffee. El ambiente super chévere y el café delicioso. Después de tomarnos un delicioso café, fuimos a Reckless Records, donde encontramos una muy buena selección de discos y a muy buen precio. Compramos varios, entre ellos, Donde están los Ladrones, de Shakira.


Podhalanka es un restaurante super casero y sencillo, solo aceptan efectivo. Al llegar, el señor nos paso el menú, yo quería una sopa de tomate, pero el señor me dio que no, que pidiera mejor la sopa de pepino (Ogórkowa Zupa). Así que le seguí la recomendación. También pedimos pancake de papa y los tradicionales perogis. Todo estuvo muy rico.



Después del desayuno/almuerzo polaco fuimos a Millennium Park. Aunque estaba haciendo frio, el cielo estaba azul y todavía estaban los colores del otoño, así que fue super lindo caminar hacia el Chicago Art Institute. LLo único fue que el Bean (el monumento por el cual uno reconoce Chicago) estaba en reparación así que la foto tocaba desde lejos.



 El Chicago Art Institute nos encantó. Y lo que mas nos gusto fue haber podido la obra de Remedios Varo, una artista española surrealista que emigro a México después de la guerra civil española. Su obra me pareció cautivante y mágica. Los vitrales de Chagall también hicieron parte de mis favoritos.




Al terminar nuestro recorrido por el Chicago Art Institute, fuimos a dar un paseo al River Walk. Ya estaba atardeciendo y sol comenzaba a ocultarse, así que fue un recorrido muy lindo.



Y para terminar nuestro día en Chicago fuimos a Al’s #1 Italian Beef a probar el Chicago Beef. A Omar le encanto, yo la verdad no soy mucho de ese tipo de comida, pero igual chévere probar.


Chicago me encantó y espero tener la oportunidad de pronto regresar.





10 views0 comments

Recent Posts

See All
bottom of page