top of page
  • Writer's pictureDiana Milena Lopez Avila

Buenos Aires



Caminito-Buenos Aires

Asistir a conferencias académicas es no solo la oportunidad para dar a conocer los temas en lo que uno trabaja y conocer los temas en los que otros académicos están trabajando. También es la oportunidad de intercambiar ideas, conocer nueva gente y recorrer nuevos lugares. Las conferencias en América Latina tienen un toque especial. El ambiente entre los latinoamericanos es un ambiente muy agradable, como que hay una camaradería implícita que hace que uno hable con el de al lado como si lo conociera de hace mucho tiempo. Es así como aparte de compartir ideas académicas, se creen nuevas amistades.

El marzo de 2016 tuve la oportunidad de estar en Argentina. Yo había estado hacía muchos años y la verdad Buenos Aires había sido una ciudad que me había encantado. Además de que se come buenísimo. Aunque la conferencia era en La Plata, dos tardes tuve la oportunidad de recorrer un poquito de Buenos Aires. En la primera comencé por el Obelisco, caminé por la Avenida de Mayo hasta la Casa Rosada, luego recorrí un poco el centro, y tomé el bus hasta Caminito. En el bus de regreso de Caminito a Buenos Aires una señora argentina me hizo el favor de pagar mi pasaje dado que yo no tenía tarjeta. En el camino nos fuimos charlando, me contó que había estado en San Andrés y Cartagena y que San Andrés le había encantado. Que las playas le habían parecido divinas y le gente súper amable. De La Plata a Buenos Aires tomé el bus, o micro que llaman acá. El cual es súper barato (58 pesos ida y regreso), si viene por autopista se demora un poquito más de una hora. Ese día comencé mi recorrido un alfajor y cafecito, y lo termine con un delicioso bife de chorizo.

La segunda tarde la recorrí con una amiga colombiana y una chica argentina que conocimos en la conferencia. Ese día, Eugenia la chica argentina, nos llevó a San Telmo y Recoleta. En San Telmo almorzamos en un sitio muy tradicional que vende una pizza muy rica y se llama Tío Miguel. San Telmo me encanto, creo que es mi lugares favoritos. Recorrimos una calle que se llama Defensa, donde hay un montón de tiendas con cositas súper lindas. Después de San Telmo tomamos el micro para ir a Recoleta, visitamos el parque de las Naciones Unidas donde está la flor en acero, ahí caminamos un rato y ya después tomamos el micro de regreso a Retiro para tomar el bus a La Plata. Fue una tarde súper linda.

La conferencia duro un día y medio y la noche del primer día fuimos a comer a un restaurante en La Plata donde nos dieron unas empanadas de carne, un chorizo y una costilla increíblemente deliciosos. A mí me hacía demasiada falta la carne y anhelaba el momento de venir a Argentina a darme gusto. Estos días en Argentina fueron increíbles. La conferencia, la gente, la ciudad, la comida, todo estuvo muy lindo. ¡Realmente América Latina es América Latina!

3 views0 comments

Recent Posts

See All
bottom of page